¡Estamos felices con la paz, pero nos están matando!

Narni, septiembre 12 de 2017

Señor Presidente de Colombia,   Nos dirigimos a usted porque la violencia paramilitar que está sufriendo  la Comunidad de Paz de San José de Apartadó, junto a comunidades del Chocó, Antioquia y otras regiones es insostenible. Según la Comunidad de Paz  "Podríamos decir que nos encontramos en una situación similar a la de 1997, cuando era evidente que el único proyecto que tenía viabilidad para la zona era el de dominio y control absoluto del paramilitarismo sobre la vida, la economía, la política y la cultura de la 2 población de la zona" (CdPSJA, agosto 29 de 2017).   

A pesar de que el Defensor del Pueblo haya reconocido la violencia paramilitar que se vive en San José 3 de Apartadó,  actuación que confirma lo que la Comunidad de Paz lleva advirtiendo desde hace 4 muchos años,   no basta con notas de prensa, visitas y comunicaciones que repiten lo denunciado por el campesinado, condolencias o promesas para contrarrestar este flagelo.

Señor Presidente,  se necesita voluntad política y contundencia para frenar la expansión paramilitar que cada día es más intensa y amplia en Colombia.  Desde hace años  la Comunidad de Paz de San José de Apartadó, entre otras comunidades como las de Jiguamiandó, Curvaradó y Norte del Cauca, ha advertido que grupos paramilitares, aliados con personal de la Fuerza Pública y empresarios, están controlando los  territorios. Sabe usted muy bien que dicho control pretende espantar al campesinado para que dejen sus tierras tan codiciadas con el fin de realizar proyectos de cultivaciones extensivas, ganadería, minería, puertos;  lo que se conoce malamente como desarrollo.

Ver la carta completa aquí.

Resultado de imagen de ¡Estamos felices con las paz, pero nos están matando!

 

 

Noviembre 2017
D L M X J V S
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Revista Pueblos

Our website is protected by DMC Firewall!