altEl martes 18 de octubre, los informativos de TV-1 (RTVE) daban la noticia del canje de presos palestinos por la liberación del soldado Gilad Shalit. La Plataforma de Solidaridad con Palestina de Sevilla ha dirigido esta carta a la dirección de RTVE.

Lo que pudo haber sido una oportunidad para tratar sobre las aspiraciones y perspectivas de los miles de presos políticos palestinos (hoy se acercan a los seis mil) se convirtió en un burdo acompañamiento de la estrategia propagandística israelí. Ni una sola línea del guión televisivo dedican ustedes, no ya a las reivindicaciones, sino ni tan siquiera al sufrimiento cotidiano de hombres, mujeres y niños presos en las cárceles israelíes y, por esos días, en huelga de hambre.

Para los que aún creemos en la independencia del ente público, así como en la solidaridad con los pueblos oprimidos del mundo, y no hemos perdido la esperanza en una solución justa y duradera sólo dos palabras: decepción e indignación.

Cuando los miembros del Consejo Audiovisual de RTVE plantaron cara al intento de legalizar e institucionalizar la censura previa de los informativos hasta conseguir abortarla, esta organización que represento –al igual que todos los ciudadanos de conciencia- se alegró profundamente como hoy nos alegramos de la noticia del canje, sobre todo por los presos y sus familiares. Sin embargo, el relato y análisis de esta crónica que nos ocupa nos hace pensar que el tratamiento periodístico por parte de RTVE quedó lejos de la imparcialidad y rigor informativo que debe caracterizar un ente público con vocación de servicio; es más, creemos sinceramente que el papel jugado por RTVE responde fielmente a una estrategia mediática de blanqueo de imagen pública diseñada en Tel Aviv. ¿Qué nos hace pensar esto?

Han mostrado ustedes en primer plano un hecho que, siendo importante en clave de política interna israelí, no sitúa correctamente la dimensión ni el análisis de la noticia. ¿Cuál ha sido la foto, el mensaje?: “A pesar de la presión de las familias de las víctimas de atentados palestinos, Israel decide mantener su decisión de canje” prueba de su voluntad de construir la paz y la estabilidad en la zona, les faltó decir. Aparece una mujer con delitos de sangre y sentencia condenatoria en firme, erigiéndose así en el perfil de preso palestino que, supuestamente, se ha pretendido proyectar, es decir, la imagen de la terrorista y su fanatismo intransigente. Pero ésta no resulta ser más que una cortina de humo pues oculta el hecho de que hay multitud de presos políticos o de conciencia, líderes sociales de prestigio internacional, defensores de los derechos humanos de los palestinos del 48, residentes en Israel, ciudadanos de segunda, que permanecen en cárceles israelíes bajo detenciones administrativas arbitrarias – ustedes en rigor podrían normalmente denominarlo “secuestro” de no haberse tratado de Israel-, que se prolongan indefinidamente sin perspectiva de garantía procesal ni tan siquiera de celebración de juicio. Podríamos hablar de Ameer Makhoul, Ahmad Sa´adat, Secretario General del Frente Popular para la Liberación de Palestina y que lleva 3 años en régimen de aislamiento. Existen incontables casos.

No se hace mención a la Huelga de hambre iniciada el 27 de Septiembre hasta el martes 18 de este mes por una parte sustancial del colectivo de presos en reivindicación de la mejora de sus condiciones de reclusión, contra el régimen de aislamiento y por el cumplimiento del preceptivo régimen de visitas, que hoy por hoy el gobierno israelí incumple. Obviamente, uno de los objetivos de Israel con este canje ha sido desactivar esta huelga y, en consecuencia, aliviar la presión recibida por organismos internacionales y de derechos humanos. El tratamiento prestado a todo esto por RTVE, ni siquiera tangencial, contrasta enormemente con el prestado a otras experiencias de huelga de hambre en otros lugares del mundo. No creo necesario poner ejemplos.

No se dice nada del destino final de los presos, ni una sola palabra de los 205 presos que jamás verán a sus familias, a diferencia del soldado Gilad Shalit. Ello es así debido a que 164 serán objeto de traslado forzoso a Gaza y, teniendo en cuenta que la mayoría de ellos son residentes de Cisjordania sabemos que eso significa de facto exilio interior. Otros 41 presos serán deportados a Siria, Turquía y Qatar. Tanto los traslados forzosos como las deportaciones, sobre todo en el caso de una potencia ocupante, viola el artículo 49 de la IV Convención de Ginebra, que los prohíbe expresamente.

No se dice nada de la coyuntura política en que se desenvuelve esta decisión israelí –la petición de la Autoridad Palestina ante la ONU de reconocimiento de Palestina como Estado de pleno derecho-, ni de su impacto en el acuerdo de unidad Al Fatah / Hamas o en el avance del reconocimiento de los derechos humanos, políticos e históricos del pueblo palestino.

Tampoco hacen ustedes hacen mención al cambio de posición del Gobierno israelí sobre Hamas. De integrarla en la lista de organizaciones terroristas y afirmar que “Israel jamás dialogará con organizaciones terroristas” a realmente dialogar, aunque sea con mediación egipcia, y llegar a acuerdos históricos como el actual. Insistimos: ¿podría el canje de presos enmarcarse en una estrategia israelí para legitimar su posición de “la negociación de las partes en conflicto es la única vía” ante la comunidad internacional, salir del aislamiento y tomar la iniciativa, eclipsando así la propuesta palestina.

Tras evaluar lo analizado aquí, nos queda una duda: ¿se trata de un caso más de autocensura ante casos “espinosos” que atañen la posición gubernamental? o, sencillamente ¿no han sido ustedes instrumento de manipulación informativa, a la que no han podido ofrecer resistencia?

Plataforma de Solidaridad con Palestina de Sevilla


MÁS INFORMACIÓN:

http://www.palestina.webcindario.com/

Diciembre 2016
D L M X J V S
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Revista Pueblos

DMC Firewall is a Joomla Security extension!