Ramallah, 15 de mayo 2017.- Demasiadas conmemoraciones para tan solo un año. Pocos avances tras 69 años de ocupación. 2017 es el año en que se cumplirán el próximo noviembre 100 años de la Declaración de Balfour, cuando Gran Bretaña prometió a la comunidad judía el territorio palestino a la vez que a los palestinos salvaguardar sus derechos (algo que ni se cumplió ni se ha garantizado hasta hoy). Hoy se cumplen 69 años desde la creación del Estado de Israel en 1948, lo que para la población palestina es la “Nakba” que significa catástrofe en árabe. También hace 10 años que Israel ha convertido la estrecha Franja de Gaza en una cárcel a cielo abierto para alrededor de dos millones de personas.

Demasiadas fechas clave para una población que sigue esperando, casi setenta años después que, al menos, sus derechos sean respetados. Esta conmemoración de la Nakba se realiza en un clima particular: se cumplen casi 30 días desde que se inició una huelga de hambre masiva de prisioneros políticos palestinos en las cárceles israelíes que reclaman un trato digno por parte de la Autoridad Israelí de Prisiones que maltrata constantemente tanto a los prisioneros como a sus familias denegando permisos de visita, largos confinamientos en aislamiento, falta de comida y de atención sanitaria adecuada según denuncia Addameer, socia local de Paz con Dignidad. La huelga de hambre, en la que están implicados directamente unos 1.500 prisioneros, comenzó el pasado 17 de abril, Día de Conmemoración del Prisionero palestino liderada por Marwan Barghouthi. Hoy se cumplen 28 días y las consecuencias sobre la salud se empiezan a hacer más que presentes. Sólo en esta semana, los abogados de líderes como Barghouthi, de Fatah o Ahmad Sa´adat del Frente de Liberación Popular de Palestina (PFLP en sus siglas en inglés), han podido recibir por primera vez la visita de sus abogados. En estos 28 días de huelga de hambre, según denuncia Addameer, la institución penitenciaria israelí ha tomado medidas represivas contra quiénes han decidido sumarse a la huelga de hambre para tratar de que acabasen con ella. Estas medidas pasan por el aislamiento de los prisioneros en huelga de los que no lo están, la prohibición de visitas de abogados y familias, redadas durante la madrugada o la  confiscación de ropa y sal (el único elemento que, junto con el agua, toman durante esta huelga de hambre).

Población palestina en apoyo a la huelga de hambre de los prisioneros políticos en cárceles israelíes. Plaza de Arafat. Ramallah.

Además, esta Nakba ha coincidido con la celebración hace dos días de elecciones municipales en 145 pueblos pero sólo en Cisjordania, no en Gaza, algo que no hace sino incidir aún más en la división política interna en Palestina entre Hamás y Fatah. En dichas elecciones ha participado el 53,4% de las y los electores según el Comité Electoral Central de Palestina. Gran parte del espectro político y social no le dan validez alguna. De hecho, tanto Hamas como el PFLP han boicoteado estas elecciones, no se han presentado por considerarlas un mecanismo de reafirmación del control político de Fatah a nivel municipal también. Del mismo modo, quiénes están apoyando la huelga de hambre de los prisioneros políticos llamaron al boicot de estas elecciones.

 

La conmemoración de la catástrofe que aún continúa, comenzó anoche con algunos actos como éste en Ramallah con un desfile portando banderas con mensajes alusivos al Derecho al Retorno, legalmente reconocido por la Resolución 194 de las Naciones Unidas en 1948.

Manifestantes portan banderas de palestina y mensajes alusivos al Derecho al Retorno. Plaza de Arafat. Ramallah.

Dicho desfile finalizó en la Plaza de Arafat, donde desde el inicio de la huelga de hambre de los prisioneros palestinos se ha instalado una tienda donde familiares de los prisioneros se concentran y donde se reciben a líderes políticos que ofrecen sus discursos de apoyo a los huelguistas. Otro de los actos para conmemorar esta fatídica fecha para las y los palestinos será a las 12:00 horas cuando las mezquitas de todas las ciudades de Cisjordania hagan sonar las sirenas durante 69 segundos. Al mismo tiempo, las iglesias doblarán las campanas de manera simultánea. 

Texto y fotografías: Elizabeth Masero Visiga, Delegada de Paz con Dignidad en Palestina.

Septiembre 2017
D L M X J V S
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Revista Pueblos

DMC Firewall is a Joomla Security extension!