Una delegación vasca visita Palestina

535 0

Elizabeth Masero Visiga, delegada de Paz con Dignidad en Palestina. 

Ramallah, 29 de junio 2018.- Las mochilas han vuelto cargadas. Lo han visto con sus propios ojos: Israel viola sistemáticamente y de muy diversas maneras los Derechos Humanos de la población palestina. Nueve personas del mundo político, sindical, periodístico y sociedad civil vasca han pasado una semana en Palestina invitadas por la organización SODePAZ. En este recorrido, desde Paz con Dignidad Palestina y Euskadi se han gestionado diversos encuentros con personas relevantes en Palestina para contribuir a dibujar un mapa general de la situación que día a día vive la población palestina bajo ocupación israelí.

Uno de los asuntos más debatidos y comentados ha sido la preaprobación de la llamada “ley mordaza” israelí según la cual quedará prohibido fotografiar o grabar a las y los soldados israelíes. De este tema, en pleno corazón de la Ciudad Vieja de Jerusalén, la delegación habló con Mikel Ayestarán, periodista vasco experto en Oriente Medio y afincado en Jerusalén, autor del libro “Oriente Medio, Oriente Roto” o más recientemente “Las cenizas del califato”. Hablando del papel de la prensa en esta zona del planeta, afirmó que “la frustración del periodista es el triunfo de la normalización” en referencia a que ese triunfo forma parte de los objetivos del sionismo con respecto a cómo se percibe la ocupación fuera y dentro de este territorio.

Fotografía de Elizabeth Masero Visiga.

Viernes intenso, la agenda preparada por SODePAZ les llevó a Hebrón, y llegar a Belén fue otro choque contra una realidad parecida y diferente: el también periodista y miembro del Centro Social y Cultural Lajee (que significa refugiado en árabe), Mohammad Alazza nos explicó la situación del campo de refugiados Aida en Belén, uno de los más atacados por el ejército israelí. La teoría luego se convirtió en práctica cuando descubrieron el campo con sus propios ojos. Antes pudieron ver este documental dejando una sensación de rabia e indignación entre toda la delegación. A la conversación sobre la situación sobre la población refugiada, no sólo la que vive en Palestina, se sumó Murad Odeh, Responsable de Movilización Comunitaria de Badil, organización palestina socia de Paz con Dignidad especializada en investigación sobre los derechos de las personas refugiadas palestinas. Así, se forjó una interesante conversación sobre los derechos de este colectivo, las respuestas y el conglomerado de actores, como la UNRWA, que abarcan dichas respuestas. Tras esto, el grupo conoció a Munther Amira, líder de los Comités de Resistencia Popular de Palestina, que fue liberado de la cárcel israelí de Hadarim el pasado 7 de junio. Su experiencia de vida en el movimiento de resistencia no violenta palestina así como su último paso por la cárcel en la que ha tenido oportunidad de hablar y compartir sobre este tema con presos políticos palestinos que llevan hasta 30 años en prisión. La crudeza del maltrato por parte del Servicio Israelí de Prisiones así como su sosiego y aprendizajes sorprendieron a la delegación que entabló un diálogo de más de dos horas con Amira.

El domingo, además de conocer Qalqilia y Nablus, compartieron cena con el periodista palestino Omar Nazzal, que acaba de lanzar un libro que escribió durante su última estancia en prisión hace justo un año. Tras una ronda de presentaciones y en un ambiente distendido, Nazzal realizó un repaso por su propia trayectoria profesional y la del periodismo en Palestina. La cena dio tiempo a profundizar en el compromiso profesional con contar historias de violaciones de derechos humanos por parte de Israel y comentar sobre la ya mencionada ley mordaza israelí, con la que se complica el trabajo a, entre otros, los y las periodistas en Palestina. Además es importante mencionar el compromiso de Nazzal por el ejercicio de su profesión y a la pregunta de si no le importaría ir de nuevo a la cárcel como consecuencia del ejercicio de su trabajo, respondió que no.

Fotografía de Elizabeth Masero Visiga.

Después de conocer el Valle del Jordán, campos de refugiados como Aida (Belén), Balata (Nablus) y Qalandia (Ramallah), de hablar con organizaciones jurídicas y de DDHH como Al Haq, JLAC y Addameer, asistir a dos sesiones en el tribunal militar de Ofer, charlar con uno de los integrantes del movimiento BDS en Palestina y justo unas horas antes de coger el avión de vuelta a Euskadi, la visita cerró con un encuentro con Xavier Abu Eid. Abu Eid es asesor en el Departamento de Asuntos de las Negociaciones de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). La conversación comenzó con una demoledora afirmación: “se han encargado de vaciar de contenido la palabra paz”. EEUU y el papel de la Unión Europea estuvo muy presente en su análisis de la evolución en el conflicto entre Palestina e Israel haciendo un recorrido por sus diferentes estadíos y uno de ellos, el que más ha marcado el devenir del pueblo palestino, los Acuerdos de Oslo. Con respecto al proceso de paz en Euskadi agradeció la transferencia de información realizada desde Paz con Dignidad como miembro del Foro Social Permanente en Euskadi y estableció un diálogo en términos de lecciones aprendidas con Agus Hernán, representante del Foro Social y miembro de la delegación que ha visitado Palestina estos días.

Crónica de Elizabeth Masero Visiga, delegada de Paz con Dignidad en Palestina. 

LINKS:

Reseña en Revista Pueblos sobre Oriente Medio, Oriente Roto: aquí reseña

Video sobre Aida Camp que nos pusieron en la visita, pincha aquí

 

Entradas Relacionadas

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres contactar con nosotros?