Informe Final de la Misión de Verificación Humanitaria en el Catatumbo

144 0

Se ha publicado el Informe Final de la Misión de Verificación Humanitaria en el Catatumbo a la que Paz con Dignidad pudo acompañar del 13 al 19 de Mayo.

Los problemas del Catatumbo son históricos, sin embargo, desde el mes de febrero de este año, los problemas en el territorio han aumentado debido a la guerra abierta declarada entre los dos grupos armados que tienen el control de la región, el ELN y el EPL. Aunque la población del Catatumbo lleva décadas sufriendo el conflicto armado en Colombia, para entender lo que sucede estos últimos meses en la región, hay que situarse un año atrás en la firma del Acuerdo entre las FARC y el Gobierno. La salida de las FARC del conflicto armado ha dado lugar a un grave problema al que el Gobierno no da solución: los territorios y actividades que antes estaban bajo el control de las FARC se han convertido en objeto de disputa entre los diferentes grupos armados que siguen operando en el país.

Tras la salida de las FARC, el EPL se enfrenta al ELN para conseguir el control de esos territorios. El EPL fue una guerrilla de origen maoísta que se desmovilizó en su mayoría en 1991. Sin embargo, un grupo se negó a firmar el acuerdo de paz con el Gobierno colombiano y se mantuvo en armas en la zona del Catatumbo. Zona de enorme actividad cocalera por sus extensas tierras sin trabajar y por su frontera con Venezuela. Las disputas por el control de la tierra y del gobierno del Catatumbo, se mezclan con un interés del EPL por ser reconocido por el gobierno como grupo de guerrilla y no como banda narcotraficante, que es el estatus actual que tiene.

El enfrentamiento entre ambos grupos ha afectado a más de 17.000 personas según la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA). Los datos en abril, señalaban 5.000 personas con movilidad restringida, 11.836 estudiantes y 553 docentes con limitantes y amenazas para atender sus jornadas educativas. Los municipios donde más desplazamientos se han dado son San Calixto, El Tarra, Teorama, Convención, Tibú y Hacarí. Los desplazamientos se producen por diversos motivos.

  1. El principal de ellos es que la guerra se está dando en medio de los municipios, las balaceras se producen al lado de las escuelas y los campesinos y campesinas no pueden trabajar sus tierras porque están minadas. El miedo a ser víctima de la guerra está desplazando a la población a refugios improvisados dónde se acompañan y sienten seguros.
  2. En estos meses el EPL ha declarado dos paros armados en el territorio. Esto ha supuesto un corte en las vías de comunicación, impidiendo el acceso a recursos imprescindibles como el agua, la comida o material sanitario.
  3. La falta de infraestructura y el abandono estatal hace que la región sea una de las más pobres del país. Sin carreteras, sanidad, escuelas o una canasta básica para vivir, el enfrentamiento hace imposible la vida en el Catatumbo.

La situación de crisis humanitaria ha hecho que en los últimos meses se creasen más de 16 refugios para la población desplazada, a estos refugios no llegan apenas las ayudas del gobierno y la gente sobrevive gracias a la ayuda de organizaciones internacionales como Cruz Roja o el Consejo Noruego.

Ante esta situación, las principales organizaciones de la región han creado la Comisión por la Vida, la Reconciliación y la Paz, cuyo principal objetivo es convertirse en el escenario legítimo de las comunidades catatumberas para impulsar un diálogo que acabe con esta crisis. Esta Comisión está formada por organizaciones sociales del Catatumbo (ASCAMCAT, CISCA y MSP), delegados de la Procuraduría, iglesia Católica, oficina de Derechos Humanos de la ONU, Defensoría del Pueblo, el movimiento Comunal y el pueblo Barí.

La unión del pueblo del Catatumbo es fuerte pese a las constantes amenazas que reciben sus líderes y lideresas. Ejemplo de ello, es que el 22 de abril lograron convocar alrededor de 6.000 personas en la ciudad de Ocaña para exigir a las instituciones y organismos no gubernamentales una solución a la crisis mediante el diálogo. En esta línea, la Comisión organizó una Misión de verificación de la situación humanitaria en el Catatumbo con instituciones estatales, organismos internacionales y organizaciones de la sociedad civil nacional e internacional. Paz con Dignidad tuvo la oportunidad de acompañar a CISCA en todo el proceso y corroborar la gravedad de los enfrentamientos, en este sentido, destacamos que durante el segundo día de la misión nos vimos dentro de un hostigamiento en el que no se respetaron las normas mínimas del derecho internacional humanitario.

Precisamente en Mesitas (lugar dónde se dieron los hostigamientos), la violencia aumenta, en las últimas semanas el ejercito se enfrenta contra el EPL en medio de la población civil. Ante la gravedad de la situación la Comisión emitió el 7 de Junio un Comunicado denunciando los enfrentamientos, que incluyen ataques aéreos que están dejando numerosos heridos y se han cobrado la vida de un civil.

Las conclusiones arrojadas por la misión son desesperanzadoras pues se hace evidente que ninguno de los dos grupos armados tiene la intención de poner fin al conflicto. Queda esperar como se desarrollan las negociaciones entre el ELN y El Gobierno y apostar por que los resultados de las votaciones de las elecciones presidenciales del 17 de Junio no supongan una ruptura de un proceso de paz que se encuentra en su momento mas frágil.

Entradas Relacionadas

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres contactar con nosotros?