Gaza ya es un lugar inhabitable

204 0

Gaza, octubre 2018. Elizabeth Masero Visiga, Paz con Dignidad- Palestina.- Y cuando parece que ya no hay más vuelta de tuerca que se pueda dar, en Gaza se demuestra que sí…que aún se puede estrangular más, asfixiando pero sin llegar a necrosar del todo. La capacidad de resiliencia parece inagotable entre la población gazatí capaz de sobrevivir a más de un año y medio con sólo 4 horas de corriente eléctrica al día, bloqueados por tierra, mar y aire por Israel desde hace 10 años, con tasas de desempleo de hasta el 60% entre la juventud o la denegación, entre otros muchos derechos, del acceso a tratamientos sanitarios que en la Franja de Gaza no están disponibles.

La ONU lo lleva advirtiendo hace muchos años: “Gaza será un lugar inhabitable en 2020″, pero los hechos demuestran que Gaza ya es inhabitable sobre todo desde la crisis energética que está poniendo en jaque los servicios de salud, de agua y saneamiento, de educación y la propia seguridad de la población gazatí. A ello se suma la decisión tomada en agosto por Estados Unidos, con Trump a la cabeza, de reducir en un tercio de la financiación total de la UNRWA, la Agencia de Naciones Unidas para la Población Refugiada Palestina. Recordemos que en Gaza, el 80% de la población depende de los servicios de UNRWA, eso sin contar con la población palestina que trabaja en esta Agencia de Naciones Unidas. La desesperación ha llegado a tocar techo para algunas de estas familias y ya hubo un caso de un empleado que en señal de protesta intentó quemarse a lo bonzo. Mientras, las protestas de la población gazatí continúan cada semana contra esta decisión que ya, parece irreversible. Pero las y los gazatíes tienen otro frente abierto de protestas desde el pasado mes de marzo. La Gran Marcha del Retorno convoca ahora tres veces a la semana a la población civil cerca de la valla que bloquea a la Franja y también en el mar. Hasta ahora 205 personas (38 niños) han sido asesinadas por Israel, la mayoría por francotiradores y ya hay más de 21.000 personas heridas (4250 niños) principalmente según datos de la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU, por inhalación de gas, munición real y pelotas de goma.

 

Hospital Al Awda de la UHWC

En este contexto, el apoyo de Paz con Dignidad al sector sanitario gazatí se realiza a través del trabajo a pie de campo que realiza la Unión de Comités de Salud (UHWC en sus siglas en inglés). El Hospital Al Awda lleva atendiendo a heridos de las protestas de cada viernes desde el día en que se iniciaron. Situado en el campo de refugiados de Jabalia es uno de los pocos hospitales del norte de la Franja de Gaza que puede hacerlo. Sólo en la semana pasada, las y los profesionales médicos atendieron a 80 personas heridas. La intervención Mejorar la capacidad de respuesta en situaciones de emergencia del Hospital Al Awda en la zona norte de la Franja de Gaza” financiada por la Agencia Vasca de Cooperación para el Desarrollo finalizará a finales de este mes de octubre y según UHWC ha llegado en un momento crucial para apoyar la resiliencia de las comunidades y del propio hospital. Se han formado a 200 personas voluntarias en primeros auxilios y atención al parto en situaciones de emergencia, además de proveerse servicios en los departamentos de urgencias y maternidad a través de la adquisición de medicinas, material médico y combustible necesario para ello. Todo ello reforzado por un seguimiento y actualización constante del Plan de Emergencia del propio hospital que ha estado condicionado por la situación de emergencia ya declarada desde marzo prácticamente en toda la Franja de Gaza. En estas condiciones, UHWC ha participado activamente de las reuniones con el Ministerio de Salud gazatí, la UNRWA y la OMS a través del Cluster de Salud. Del mismo modo las Organizaciones Comunitarias de Base se muestran muy satisfechas con las formaciones recibidas y las consideran clave para poder atender a la población de sus zonas de influencia debido a la escasez de centros de salud y hospitales. Así se lo contó el Director de una de ellas, Hai Salatin, a la Delegada de Paz con Dignidad en Palestina en su última visita a la Franja.

Reunión con la Organización Comunitaria de Base Hai Salatin de Beit Lahia (norte de Gaza)

A finales de año finalizará otro de los proyectos que se están ejecutando en este momento con apoyo de la Diputación de Bizkaia. Gracias a él, el Centro de Salud Al Awda en el Sur de la Franja de Gaza dispone ya de un equipo básico de radiología y está funcionando a pleno rendimiento. Además, el departamento de radiología se verá reforzado por la adquisición de un equipo de radiología panorámica dental, renovando así un equipo ya obsoleto y sin la calidad necesaria para el diagnóstico de patologías odontológicas. Este tipo de equipamiento es fundamental para una detección y diagnóstico preciso de las enfermedades. Sin embargo, pese a esa calidad que se está proporcionando este Centro de Salud también es testigo de cómo enfermos y enfermas no pueden recibir el tratamiento adecuado fuera de la Franja de Gaza cuando éste no está disponible en el enclave costero. Y es precisamente esta una de las principales preocupaciones sobre las que llama la atención la Organización Mundial de la Salud en su informe anual.

 

Denegación de permisos

“En 2017, las y los pacientes de Gaza sufrieron un increment en las restricciones de movimientos y barreras burocráticas adicionales para acceder a atención sanitaria fuera de la Franja de Gaza con una media de un 54% de aplicaciones aprobadas a tiempo para poder ir a las citas programadas en los hospitales. Esta ratio de 2017 es la más baja de la que tiene constancia la OMS para pacientes que necesitan atención sanitaria fuera de Gaza, y se ha producido una sucesiva caída en picado desde el año 2012 cuando el 93% de las aplicaciones de permisos eran aprobadas”, señala el informe (ver informe completo aquí ).

Así pues, contar con servicios sanitarios y de atención psicosocial a la población con un enfoque integral es básico para el bienestar de la población más vulnerable. En concreto, esto va a poder realizarse en la Unidad de la Mujer del Centro de Salud Al Awda, establecida a lo largo del año pasado con la financiación de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo. En este 2018 se han continuado con los servicios de ginecología, gimnasio, identificación y apoyo psicosocial básico y formaciones en género. A partir de este mes, el Fondo de Poblaciones de Naciones Unidas contribuirá al mantenimiento de los servicios de apoyo psicológico y legal durante al menos 20 meses. Así la Unidad de la Mujer vuelve a tener servicios integrales para las mujeres de la zona sur de la Franja de Gaza. Con este mismo enfoque pero en el Centro Comunitario Al Assriya en el campo de refugiados de Jabalia (zona norte de la Franja de Gaza) y también con la financiación de la Agencia Andaluza, se iniciará en noviembre la remodelación del mismo con el objetivo de aumentar la cantidad y calidad de la atención psicosocial y psicológica para menores y sus madres con multitud de actividades individualizadas y grupales para tratar el estrés postraumático de menores en situación de alta vulnerabilidad.

Entrada del Centro Comunitario Al Assriya

 

 

LINKS:

Informe: aquí  / Vídeo: aquí / Fotos: aquí 

 

Elizabeth Masero Viga, Paz con Dignidad- Palestina

Entradas Relacionadas

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres contactar con nosotros?

Nombre (requerido):
Correo electrónico (requerido):
Mensaje:
Información básica sobre Protección de Datos
Responsable Asociación Paz con Dignidad
Finalidad Atender a su solicitud de contactar con usted
Legitimación Consentimiento expreso
Destinatarios No se cederán datos a terceros.
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional
Información adicional www.pazcondignidad.org/politica-de-privacidad/